domingo, 5 de mayo de 2013

Imagina de Niall


¡Hola Directioners! Deciros que este es mi primer imagina así que un poco de paciencia que soy nueva en esto. Me encantaría que comentaseis. Si os gusta decírmelo y haré más, pero si se me da mal lo dejo jajajaja. Un beso chicas, ya sabéis, dejarme un comentario, por favor. No me lío más y os dejo aquí el imagina:


Tú estabas cenando en el Mc Donalds con una amiga, esperando noticias de Niall. Hacía tiempo que no os veíais, él tendría que estar en LA durante dos largas semanas. No soportabais estar sin veros o sin hablaros, pero te tendrías que adaptar, Niall disponía de una agenda demasiado apretada.
-Seguro que no se acuerda de que mañana cumplimos un año.- Dijiste con la cabeza baja mientras le daba vueltas a la pajita de la Coca-Cola.- Le echo demasiado de menos, Deena.
-No digas tonterías, deja de pensar en eso. Al de salir de aquí vamos a un Pub a tomar algo, necesitas despejarte y sonreír.
-No tengo el cuerpo para nada, prefiero quedarme en casa.-No querías verle la cara a nadie, estabas bastante afectada.-Adiós, ya hablaremos.
Te pusiste la chaqueta, cogiste tu bolso y saliste a la calle. Respiraste hondo y cerraste los ojos para que no te saliesen las lágrimas, te pusiste las gafas de sol y empezaste a andar hacia casa. Te sentías agotada de tanto pensar, caminabas sin ver donde pisabas. Cuando llegaste te tumbaste en la cama y te quedaste dormida al momento.
Te despertaste a medio día, lo primero que hiciste fue ver el móvil para ver si habías recibido algún mensaje de Niall pero no era así. Ya no quedaba ninguna esperanza de que él se acordase de un día tan especial. Pensaste en llamarlo, pero no querías ser la típica novia pesada, igual estaba haciendo algo importante y no querías molestarlo.
El día continuó con normalidad, un sábado normal y corriente, sin nada emocionante. Una comida rápida sola en casa y una tarde aburrida en el sofá. No te separabas del teléfono por si recibías noticias de Niall. Tu frustración era máxima.
-¡Un año!-Gritaste intentando recordar todo lo que habías vivido con él. Todos esos buenos momentos. El eco del grito resonó en el patio de tu piso alquilado para estudiantes.
¿Estarás exagerando?  ¿De verdad es para tanto que se haya olvidado de vuestro aniversario? Un año juntos no se cumple todos los días, eso está claro. Le echas tanto de menos. Aún le quedaba una semana fuera del país, no estabas acostumbrada a que estuviese tanto tiempo fuera separado de ti.
Sonó el timbre. Sería Deena para invitarte a salir a dar una vuelta. Estaba con tu pijama viejo y de franela, el que ponías cuando estabas deprimida, con tus pantuflas de pelo calentitas y el pelo recogido en una coleta despeinada.
Te acercaste a la puerta y la abriste.
-¿¡Niall!? ¿Qué haces aquí?-Ahí estaba él, con un peluche gigante entre los brazos, una caja con tus bombones favoritos y un enorme ramo de rosas rojas. También tenía atados a la muñeca varios globos en forma de corazón.
No lo soportaste y te pusiste a llorar de felicidad pensando que de verdad tenías el novio perfecto y que tenías que aprovecharlo. El tiempo que pasabais juntos era muy especial, pero el que pasabais separados os hacía pensar más en vosotros y reflexionar lo mucho que os gustabais.
-¿Pensaste que me iba a olvidar de ti?-Dijo Niall sonriendo.
Sin decir nada corriste al otro lado de la puerta para abrazarle y besarle. Niall soltó todos los regalos que llevaba en las manos cayendo al suelo y te agarró por la cadera para acercarte más a él.
-Te quiero.

5 comentarios:

  1. Awwwwww. Lo ameeee. :) Seguii porque sos buenaaa. :) <3 LOVEEE. Que el proximo sea de Louis... <3 !!!!!.

    ResponderEliminar
  2. Aww*-*Me encanta sigue haciendo guapa:)

    ResponderEliminar
  3. Me encanto sigue haciendo eres buena en escribir.

    ResponderEliminar